que coches pueden usar diésel sintético

Asegúrate de que tu coche pueda usar diésel sintético en 2035

Después de enterarse de que a partir de 2035 seguirán vendiéndose en Europa vehículos con motor de combustión, siempre y cuando utilicen exclusivamente combustibles sintéticos, los dueños de autos a gasolina o diésel tienen varias preguntas en mente: ¿Qué es exactamente el combustible sintético? ¿Será posible seguir usando mi vehículo tradicional en 2035 con estos e-combustibles? ¿Cuánto costará el combustible sintético? ¿Será necesario modificar mi auto para utilizar este tipo de combustible? Para responder a todos estos cuestionamientos, nadie mejor que Antonio García, investigador del Instituto CMT-Motores Térmicos de la Universitat Politècnica de València, quien no solo posee un profundo conocimiento en la materia, sino que además ha dedicado más de seis años a trabajar con los e-fuel.

Alternativas de combustible para vehículos Tipos de carros compatibles con carburantes sintéticos

Las nuevas tecnologías están revolucionando la industria automotriz y una de las mayores ventajas que traen consigo son los combustibles sintéticos. Estos, si bien aún no se encuentran disponibles en el mercado, prometen prolongar la vida útil de los vehículos de combustión actuales. ¡Una excelente noticia para aquellos conductores que temen invertir en un diésel o gasolina y quedarse obsoletos en un futuro cercano!

Te preguntarás, ¿cómo es posible? Pues bien, la respuesta es simple: una vez que estos combustibles sean comercializados, todos los vehículos que funcionan con diésel o gasolina podrán utilizarlos sin necesidad de ninguna modificación previa. ¡Así de fácil!

Informaciones provenientes de Repsol, una de las principales empresas energéticas de España, lo confirman. Esta compañía es una de las mayores promotoras de los combustibles sintéticos y en los próximos meses inaugurará una planta piloto en Bilbao, dedicada a la producción de e-fuels. ¡Un gran avance hacia un futuro más sostenible!

La Identidad y el Lugar

El futuro de los combustibles sintéticos no depende solo del CO2, sino también de otros factores.

Con la llegada de Euro 7, se hace cada vez más difícil creer que los vehículos de combustión tengan una posibilidad en el mercado. La norma establece un límite de emisiones de CO2 de 95 gr/km y se pretende reducir aún más.

Esto no afectaría a los motores que usan combustibles sintéticos, ya que no generan emisiones contaminantes de este tipo. Sin embargo, Euro 7 controla otras sustancias dañinas para la salud humana, como el NOx.

Así pues, los combustibles fósiles se encuentran con una barrera casi insuperable en cuanto a cumplimiento de la normativa.

Convertir desperdicios en combustibles artificiales ecológicos

La tecnología avanzada para capturar el CO2 de la atmósfera parece ser una solución viable para reducir las emisiones de este gas en la combustión. A pesar de ser compleja y costosa, su efectividad es indudable. Sin embargo, existe otra alternativa igual de interesante: la producción de combustibles sintéticos neutrales a partir del procesamiento de residuos.

Este enfoque ha dado lugar a proyectos muy prometedores, como el de Metsä Fibre y Veolia. En Finlandia, una planta de procesamiento de madera busca aprovechar los residuos generados en la producción de pulpa de papel para crear, junto a una empresa energética, 12.000 toneladas de combustible al año y evitar la emisión de 30.000 toneladas de CO2.

Lo más fascinante de este proyecto es que sus creadores aseguran que podría ser aplicado a nivel global. Si toda la industria del papel adoptara este método de gestión de residuos, se podrían producir millones de litros de combustible sintético diariamente, ¡imagine las posibilidades!

El llenado de un depósito con efuel tendrá un gasto promedio de euros

¡Tenemos un problema! La organización europea Transport & Environment (T& E) ha lanzado una importante advertencia: los combustibles sintéticos demandados por el Gobierno alemán y próximamente autorizados por la UE, aumentarán significativamente el precio medio de llenar un depósito de cualquier vehículo, alcanzando los 210 euros. ¡Una cantidad exorbitante!

De acuerdo a T& E, esta medida solo favorecerá a conductores con un alto poder adquisitivo a partir del año 2035, dejando atrás al resto de propietarios actuales. "El elevado costo de los combustibles sintéticos solo estará al alcance de los más pudientes, lo que obligará a muchos dueños de vehículos..."

Según los informes de la organización, la gasolina sintética podría superar los 2,80 € por litro en 2030, un 50% más costosa que la gasolina tradicional, debido al complejo proceso de producción que requiere una gran cantidad de energía. Estas estimaciones llevan a la conclusión de que el llenado de un tanque con gasolina...

Coincidencia química dos combustibles iguales

El e-fuel, un combustible versátil para automoción, aviación y agricultura.

El e-fuel es un hidrocarburo que se puede utilizar como combustible para distintos tipos de vehículos, ya sea en forma de gasolina o de gasóleo. Una vez que esté disponible en el mercado, los combustibles sintéticos y los fósiles tendrán que cumplir las mismas especificaciones para garantizar su calidad.

Lo más destacado es que cualquier automóvil de combustión podrá utilizar e-fuel sin necesidad de realizar modificaciones. Aún se desconoce si habrá diferencias en cuanto al rendimiento o consumo en comparación con los combustibles tradicionales, pero esto será evaluado una vez que el e-fuel esté más avanzado.

Partidarios y detractores

Hay voces críticas con la decisión, que argumentan que los combustibles sintéticos también se queman en el motor y generan emisiones de gases como CO₂, metano y óxidos de nitrógeno. Además, aseguran que son costosos e ineficientes en términos energéticos. Por otro lado, sus defensores sostienen que las emisiones de CO₂ se compensan durante la fase de fabricación.

En cualquier caso, esta exención en favor de los e-fuels es solo la primera medida, una especie de declaración de intenciones por parte de la UE. Ahora llega el momento de desarrollar la directiva europea correspondiente, donde se establezcan los detalles de la normativa. El objetivo es garantizar que los vehículos con motor de combustión matriculados a partir del año 2035 no puedan funcionar utilizando combustibles fósiles tradicionales.

Si se acaba cumpliendo el calendario, en teoría se asegurará el suministro de combustibles fósiles tradicionales hasta el 2050. Sin embargo, algunos usuarios ven en la apuesta mayoritaria de los políticos europeos por la electromovilidad un riesgo de cara al futuro. Tienen miedo de la disponibilidad completa de gasolina o gasóleo a partir de 2035 para sus vehículos.

Teóricamente es suficiente con Euro pero en la práctica

Aunque se desconoce en qué momento específico cada marca de coches desvelará las diferentes opciones de modelos y versiones capaces de utilizar combustibles sintéticos, esta información se espera que esté disponible en un futuro próximo. Mientras tanto, todos los vehículos con certificación Euro 6, que actualmente funcionan con gasolina o diésel, podrán utilizar los respectivos e-fuels cuando sean lanzados al mercado. Además, no será necesario realizar modificaciones mecánicas para que funcionen correctamente.

Una de las marcas que se ha adelantado en la investigación de los e-fuels es Porsche, que lleva tiempo realizando pruebas en sus vehículos, incluyendo sus modelos más antiguos. La marca alemana produce estos combustibles sintéticos en una planta ubicada en el sur de Chile, como una alternativa ante el crecimiento de la movilidad eléctrica, con el objetivo de mantener el funcionamiento sostenible de los coches que sus clientes poseen.

Por otra parte, Stellantis también ha avanzado en este campo, ya que aunque su plan es vender solamente automóviles 100% eléctricos con batería en Europa para 2030, está llevando a cabo pruebas exhaustivas con combustibles sintéticos en todos los vehículos europeos fabricados desde 2014, es decir, aquellos que cumplen con la normativa Euro...

Combustibles Artificiales Definición y Aplicación en Distintos Sectores

Los combustibles sintéticos o e-fuels están en boca de todos. Repsol ya ofrece un combustible sintético como una alternativa respetuosa con el medio ambiente y perfectamente válida para su uso en vehículos. Pero, ¿por qué se les presta tanta atención? Esto se debe al texto aprobado por el Parlamento Europeo el pasado junio, el cual establece que en 2035 se prohibirá la venta de vehículos de combustión, ya sean diésel o gasolina. Afortunadamente, este tipo de combustibles ofrece un balance de cero emisiones, lo que los convierte en una opción viable como reemplazo al coche tradicional.

José Iglesias, asesor técnico del RACE, explica que, por el momento, los combustibles sintéticos no son muy utilizados en vehículos de turismo (aunque sí en la aviación). Actualmente, el coche eléctrico lidera como alternativa a los motores diésel y de gasolina. Sin embargo, países como Alemania e Italia no están dispuestos a renunciar a los combustibles sintéticos...

Artículos relacionados