La última jornada del campeonato de Copa Federación deparaba un partido complicado entre nuestro Primer Equipo y el recién nacido y ascendido, Academia Valencia CF. Más si cabe, cuando el equipo lleva semanas sin entrenar con la suficiente regularidad. En la jornada anterior, el equipo enterró todas sus opciones de clasificación con un abultada en Chelva, que fue a todas luces superior como se esperaba, por lo que llegaba a la cita sin nada en juego.

Aún así, el partido fue intenso y disputado por los nuestros desde el primer minuto, demostrando un gran compromiso con la competición y el equipo. El primer tiempo comenzó con mucho ritmo por parte de Academia VCF, que obligaba a nuestros jugadores a emplearse a fondo en defensa. Los primeros instantes fueron de control visitante, pero poco a poco los nuestros fueron cogiendo protagonismo en ataque con varios contraataques de mucho peligro. De este modo, llegaron los goles de Pablo y Manu (2-0), que finalizaron sendas transiciones en la portería visitante. Minutos después, Academia no cejó en su empeño de pelear el partido y recortó tras aprovechar una contra muy rápida (2-1). Pero los visitantes se cargaban de faltas y permitieron a Rafa Mossi dos opciones al doble penalti, en la primera ocasión no pudo sorprender al portero picando por encima, pero en la segunda decidió golpear con fuerza por debajo de las piernas y anotó el 3-1. Parecía que el marcador ya no se movería hasta el descanso, pero a falta de solo dos segundos los nuestros defenfieron mal un corner y facilitaron el gol de Academia sobre la bocina (3-2).

En la segunda parte, el partido aumentó en tensión, en gran medida provocada por un árbitro joven que no lograba controlar el partido y marcar un criterio claro. Ambos equipos comenzaban a notar el cansancio de una primera parte muy intensa, y esto ayudó a que los nuestros pudieran controlar mejor el partido, cediendo pocas ocasiones claras de gol sobre la portería defendida por Maiky. Más si cabe, cuando Pablo logró el 4-2 en otro contraataque que supondría un antes y un después en el partido. Tras ese cuarto tanto y con 10 minutos por delante, el entrenador visitante decidió arriesgar con el portero jugador. Aún estando por debajo en el marcador, Academia VCF pasaba a dominar el partido con buenos ataques de 5, aunque PenyaRoja se aferraba al partido y esperaba su oportunidad para hacer el quinto tanto que sentenciara el partido. Por desgracia, en las pocas ocasiones que dispusieron los locales con la portería vacía, el balón no entró y el desgaste en defensa comenzaba a hacer mella. De este modo, Academia logró cargar al equipo con 5 faltas y alcanzar el empate con un gol de doble penalti y otro en ataque de 5 (4-4). Quedaba muy poco para el final y para ese instante el partido ya estaba roto y ambos equipos muy tensos con el árbitro. Fruto de esta situación, llegaron dos expulsiones seguidas para Academia que les dejaron con 2 jugadores de campo a falta de 30 segundos. En el siguiente ataque, el equipo trenzó varios pases y acabaron logrando el 5-4 al segundo palo (Víctor). Con el gol de la victoria, el colegiado volvió a mostrar su falta de control sobre el partido, permitiendo que Academia recuperara dos jugadores en lugar de solo uno, como marca el reglamento. Por suerte, y aunque corregir este grave error provocó la expulsión de Jose del banquillo, el equipo aguantó los últimos instantes y logró los tres puntos en un partido muy meritorio.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.