hz la importancia de la unidad de medida de refresco en pantalla

Los Hz y la medida de refresco en pantalla lo esencial que debes conocer

La frecuencia de actualización de un monitor, expresada en Hz, es uno de los aspectos clave considerados por los entusiastas de los juegos de PC a la hora de seleccionar una pantalla de alta calidad. Sin embargo, ¿es realmente un elemento determinante? ¿Qué ventajas se obtienen al tener un monitor de 144 Hz o incluso de 360 Hz? En este escrito exploraremos detalladamente estas cuestiones. ¡Comencemos!

Todo sobre la frecuencia de actualización en la pantalla

La importancia de entender el funcionamiento de una pantalla¿Cómo funciona realmente una pantalla? Aunque a simple vista parezca que esté siempre encendida mientras la usamos, la realidad es que se apaga y se enciende constantemente. Es decir, muestra una imagen, se apaga, muestra otra imagen y así sucesivamente.

¿Por qué no notamos estos cambios? Gracias al fenómeno de persistencia retiniana, nuestro ojo recoge y rellena los pequeños huecos entre encendidos y apagados, creando la ilusión de una imagen continua. Este mismo efecto se ve en las animaciones, donde el cerebro completa los fotogramas para percibir movimiento.

La frecuencia de hercios en pantalla

En términos técnicos, la frecuencia de refresco de una pantalla se mide en hercios, que representan la cantidad de veces que una pantalla se enciende y apaga por segundo. Hasta hace poco, el estándar en pantallas móviles era de 60 hercios, lo que significa que se refrescaban 60 veces por segundo.

Este ciclo de encendidos y apagados se utiliza para actualizar la imagen que se muestra en la pantalla, ya sea para reflejar movimiento o para mantenerla estática. Por lo tanto, la frecuencia de hercios tiene un impacto directo en la calidad de visualización y la fluidez de la imagen.

Explorando el concepto de tasa de actualización

¿Sabes cuál es la diferencia entre la frecuencia de refresco en un monitor y en un televisor? Pues bien, te explicamos que la tasa o frecuencia de refresco es un parámetro que se aplica en todo tipo de pantallas, incluyendo las de smartphones o tablets.

La frecuencia de refresco hace referencia al número de veces que una pantalla LED o un monitor se actualiza por segundo con nuevas imágenes. Su unidad de medida son los hercios (Hz) y cuanto mayor sea esta frecuencia, mayor será la nitidez de las imágenes que se muestran. Cada imagen o evento se denomina "frame" y es determinante para la calidad de la imagen en pantalla.

La elección de la frecuencia de refresco depende del uso que se le vaya a dar a la pantalla. Si eres un amante de los juegos, sin duda necesitarás una frecuencia de refresco alta para garantizar una experiencia fluida y de calidad. En esos casos, se recomienda una frecuencia de refresco de 144 Hz o incluso 240 Hz en un monitor. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los monitores con mayores frecuencias suelen ser más costosos.

Las mejores opciones de pantallas con una impresionante definición visual

Para conseguir una experiencia visual de alta calidad, es crucial elegir pantallas de gran calidad. En este sentido, en Tien 21 te ofrecemos una selección de televisores y monitores de primera categoría para tu ordenador. Así podrás encontrar la opción perfecta para tus necesidades, ya sea para jugar o para disfrutar al máximo de tus series y películas preferidas.

Uno de los mejores televisores disponibles es este modelo de Samsung, que cuenta con la tecnología Ultra HD 4K para una resolución impecable en tus contenidos. Además, dispone de un procesador Crystal UHD, un panel LED y tecnología UHD Dimming, lo que lo convierten en un televisor altamente completo en cuanto a calidad de imagen se refiere. También es importante mencionar que incluye un asistente por voz para una gestión sencilla de tus contenidos.

Otra excelente opción es este televisor de LG que cuenta con un módulo Common Interface Plus, lo que te permite disfrutar de una amplia variedad de canales de sintonización digital. Además, LG ha incluido una entrada de red (LAN) para una transmisión de datos más rápida, lo que asegura una navegación fluida en internet. Cuenta con una resolución Ultra HD 4K y un procesador 4K Quad Core para una imagen de máxima calidad.

Explorando la velocidad de actualización en un monitor

La frecuencia de actualización de un monitor se mide en hercios (Hz) y es un indicador crucial de la rapidez con la que la imagen en pantalla se renueva. Cada vez que se dibuja un nuevo fotograma, la pantalla es actualizada. Es importante tener en cuenta que los hercios y los fotogramas por segundo (FPS) no son exactamente equivalentes. Por ejemplo, si se están jugando a 100 FPS en un monitor con una tasa de refresco de 60 Hz, solo se verán 60 fotogramas por segundo en la pantalla. Sin embargo, hay otros factores a considerar en este aspecto.

Por consiguiente, incrementar la tasa de refresco de un monitor puede tener un gran impacto en la fluidez del movimiento. Al disminuir el tiempo entre cada imagen mostrada, se puede apreciar con mayor claridad y detalle el movimiento de los objetos en pantalla.

Última tecnología de monitores Qué rango de frecuencias pueden alcanzar

Tipos de tasa de refresco en el mercado actual

En el mercado actual, podemos encontrar varios tipos de tasa de refresco en los monitores. Esta característica es crucial para los gamers, por lo que es importante conocer las opciones disponibles y sus ventajas. En colaboración con ASUS, uno de los principales fabricantes de monitores gaming, te presentamos los diferentes modelos y te ofrecemos recomendaciones para ayudarte en tu elección.

Tasa de refresco estándar: 60 Hz

La tasa de refresco de 60 Hz es la más común en los monitores LED-LCD de hoy en día. Por lo tanto, será la opción que encontraremos en la mayoría de los monitores del mercado, incluyendo los destinados a los gamers. Aunque puede considerarse estándar, sigue siendo una excelente opción para una experiencia fluida en los juegos.

Tasa de refresco de 75 Hz

Esta tasa de refresco también es bastante común, ya que muchos monitores "60 Hz" pueden alcanzarla. Se trata de una mejora del 25% en comparación con la tasa de 60 Hz, lo cual se nota en la fluidez de la imagen. Para los gamers, es recomendable optar por esta tasa como mínimo, incluso si buscan un monitor más económico. Afortunadamente, la oferta de monitores asequibles con tasa de 75 Hz es amplia. Por ejemplo, ASUS ofrece un modelo económico y atractivo:

- Monitor ASUS XYZ (modelo barato)

Rompe con la frecuencia de actualización preestablecida

Una asombrosa innovación en la tecnología de monitores es la posibilidad de que su tasa de refresco sea variable. Esto significa que no está limitada a una sola frecuencia fija. Gracias a la tecnología de tasa de refresco variable (VRR), se puede lograr una sincronización perfecta entre los cuadros por segundo (FPS) de la gráfica y los hercios (Hz) del monitor. Esto resulta en una reducción de efectos molestos, como el tearing, y finalmente, una experiencia de juego más fluida.

Este avance tecnológico ha revolucionado la manera en que disfrutamos de nuestros juegos en la pantalla. Antes, la tasa de refresco de un monitor estaba limitada a una frecuencia fija, lo que podía producir inconvenientes visuales desagradables. Sin embargo, gracias a la tasa de refresco variable (VRR), esta limitación se ha eliminado y ahora podemos disfrutar de una experiencia de juego sin interrupciones ni molestias.

¿Qué significa exactamente la tasa de refresco variable (VRR)? Básicamente, es una tecnología que sincroniza los FPS de la gráfica con los Hz del monitor, lo que permite una mejora significativa en la fluidez de la imagen. Esto se traduce en una experiencia de juego mucho más inmersiva y agradable, ya que los movimientos en la pantalla son fluidos y sin interrupciones.

Gracias a ella, podemos decir adiós a los efectos molestos, como el tearing, y dar la bienvenida a una experiencia de juego más fluida y envolvente. Sin duda, un avance que ha mejorado significativamente nuestra experiencia como jugadores.

Artículos relacionados