Decisiva victoria, en la peores condiciones posibles, la que logró el Primer Equipo ante el FS Chiva, que certifica su permanencia en 1ª Regional un año más. El equipo esperaba un empate o victoria de Jesús María ante Jalance, que convirtiera su encuentro en un mero trámite, pero los de Jalance (a ocho puntos de distancia) apuraron sus opciones venciendo por 5-6 y obligaban al equipo a sumar al menos un punto para cerrar la salvación matemática. El equipo no llegaba en buena situación al encuentro, con solo dos jugadores de banquillo, ante un equipo que utiliza el contraataque como principal arma ofensiva.

El partido comenzó con buenas sensaciones para los nuestros, que dominaban la posesión del balón y encontraban a Tono en la posición de pivot para crear peligro sobre la portería local, aunque sin el acierto deseado. Con el paso de los minutos, el equipo continuaba sumando ocasiones de gol que no materializaba, pero tras un robo de balón en la frontal y un disparo raso, Tono lograría anotar el 0-1 que daba confianza al equipo. Tras el gol, el equipo  intentó mantener la misma línea, pero el desgaste hizo mella en su juego y Chiva lo aprovechó para salir con mucho peligro al contraataque. Utilizando su principal virtud, los locales materializaron dos contraataques para irse al descanso con ventaja (2-1). Penyaroja notaba la falta de banquillo y padecía los peores minutos del partido, pero por suerte supo aguantar esos instantes críticos y mantener el marcador hasta el descanso.

En los primeros intantes de la segunda parte el partido se ponia aún más complicado con la lesión de Jairo, que no podía continuar por un tirón muscular que le impediría participar en el resto del encuentro y dejaba al equipo con un solo cambio. Tras recibir ese golpe, el equipo no se vino abajo y continuó dando la cara en el partido, presionando la salida de balón de Chiva. La posesión continuaba siendo para los nuestros, que intentaban encontrar espacios y evitar que les superara la ansiedad del resultado. Pero los minutos avanzaban y el gol del empate no llegaba, en unas ocasiones por la falta de precisión en el pase o el tiro, y en otras ocasiones el palo, evitaban que Penyaroja pusiera las tablas. Por fortuna, a falta de siete minutos, Tono conseguiría con algo fortuna el empate (2-2) mediante una media volea que entró por la escuadra tras rebotar en un defensa. El gol dio fuerza al equipo que se vino arriba y poco después consiguió ponerse por delante, tras robo de Salva en campo contrario y gol de Moret (2-3). Tras este tanto, Chiva pedía tiempo muerto y preparaba el portero-jugador. Los nuestros se sentían con la moral por las nubes y el cansancio no se notó para defender los ataques de 5 que planteaban los locales. Fruto de esta buena defensa, llegaron los goles de Tono y Moro que sentenciaban el partido a puerta vacía (2-6).

Tras la victoria, el equipo se sitúa en una brillante sexta posición, en una final de temporada muy buen donde ha sabido superar todas las dificultades y competir con madurez. A falta de una sola jornada, el equipo se asegura su participación en 1ª Regional la próxima temporada, objetivo primordial planteado en el mes de septiembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.