diferencias entre inyeccion directa e indirecta

Diferencias entre inyección directa e indirecta Comparación completa de ambos tipos

Como es de conocimiento general, los motores se activan con la ayuda del combustible que arden para generar fuerza. Hace algunos años, se solía incorporar dicho combustible mediante el carburador en el espacio de los cilindros. No obstante, esa técnica ha sido reemplazada por un método más avanzado y productivo: la inyección.

Directa o indirecta

Una de las grandes ventajas de la inyección multipunto es que puede ser utilizada tanto de manera directa como indirecta, dependiendo de la ubicación de los inyectores.

Como mencionamos anteriormente, con la inyección indirecta -que es la más común en la actualidad, aunque está cambiando rápidamente- los inyectores se encuentran colocados en el colector de admisión, lo que permite que el combustible entre ya mezclado con el aire en la cámara de combustión.

Al tener un inyector por cada cilindro, podemos colocarlos lo más cerca posible de la cámara de combustión.

De esta manera, el aire y el combustible entran de manera separada y se mezclan dentro de la cámara, optimizando el uso del combustible. La computadora controla la cantidad de aire que ingresa y solo suministra la cantidad necesaria de combustible para crear la mezcla requerida, generando una ignición mucho más eficiente.

Componentes y operación de un inyector

Los inyectores diésel son piezas clave en el funcionamiento de un motor, ya que se encargan de suministrar el combustible necesario para que este se ponga en marcha. Estos dispositivos se encuentran situados encima de los cilindros del motor, uno por cada uno, y están integrados en la culata del bloque. Su movimiento es controlado por la presión de combustible que proviene de la bomba de inyección.

La cantidad de combustible que ingresa al motor a través de los inyectores es regulada por la centralita electrónica, que se encarga de monitorear y ajustar su funcionamiento según las necesidades del vehículo. Gracias a esto, se logra una combustión óptima y un rendimiento máximo del motor.

Además, es importante mencionar que cada inyector está unido al motor a través de un componente llamado porta-tobera, el cual cumple una función de guía para el montaje del resto de piezas. Este bloque, fabricado en acero, es clave en el proceso de inyección de combustible ya que permite la entrada directa de éste a la cámara de presión del inyector. Así, se asegura un flujo constante y eficiente de combustible hacia el motor.

Inyección directa

La inyección directa es un tipo diferente de inyección que se utiliza en muchos vehículos modernos. Aunque ha sido utilizada en motores diésel desde hace mucho tiempo, en la actualidad también es muy común en motores de gasolina, como por ejemplo los TSI de Volkswagen, los EcoBoost de Ford y los PureTech de grupos PSA, BMW y Mercedes.

En este tipo de inyección, los inyectores se encargan de introducir el combustible directamente en el cilindro, tanto en motores diésel como de gasolina. De esta manera, se puede controlar con precisión la cantidad de combustible que entra en la cámara de combustión.

Además, como no es necesario generar turbulencia en el colector de admisión ni mantener la mariposa cerrada, el aire fluye de forma más eficiente, lo que permite una mayor entrada de aire en el motor. Esto resulta en un mejor rendimiento del vehículo.

AL VOLANTE

El motor funciona gracias al combustible que es quemado en su interior para producir el movimiento. Sin embargo, a lo largo del tiempo, el carburador, un componente crucial en este proceso, ha disminuido su relevancia y ahora se utiliza mayormente los sistemas de inyección (para conocer más sobre piezas en peligro de extinción, consulta nuestra nota sobre ello en: LINK NOTA PIEZAS EN EXTINCIÓN). Entre estos sistemas, el menos popular en la actualidad es el sistema de inyección indirecta.

Su característica principal es que el suministro de combustible se realiza desde fuera de la cámara de combustión, específicamente en el colector de admisión. De esta manera, el combustible se mezcla con el aire en movimiento y llega al cilindro. A pesar de su fácil acceso, este sistema no es ampliamente utilizado debido a que provoca una mayor pérdida de calor en la cámara de combustión. Esto resulta en un arranque en frío más difícil y un suministro de combustible menos exacto. Sin embargo, no todo es desventaja, puesto que este sistema es más económico de producir y los inyectores se mantienen más limpios al estar alejados de las zonas de combustión, evitando así obstrucciones frecuentes.

Beneficios y desventajas de la inyección directa una evaluación de pros y contras

La revolución de la inyección de combustible en la industria automotriz

La eficiencia y el rendimiento de los motores se han mejorado significativamente gracias a la inyección de combustible. Dentro de este sistema, existen dos métodos principales: la inyección directa e indirecta, cada uno con sus ventajas y desventajas.

La inyección directa vs la inyección indirecta

En la inyección directa, el combustible se pulveriza directamente en la cámara de combustión, mientras que en la inyección indirecta se inyecta en el conducto de admisión antes de llegar a la cámara. Veamos en detalle las ventajas y desventajas de cada uno:

Ventajas de la inyección directa:

  1. Mejora de eficiencia: La inyección directa permite una mejor atomización del combustible, logrando una combustión más completa y eficiente, lo que se traduce en un mayor rendimiento y una mejor economía de combustible.
  2. Más potencia: Al inyectar el combustible directamente en la cámara de combustión se obtiene una mayor compresión, que se traduce en un aumento de potencia y torque del motor.
  3. Reducción de emisiones: La inyección directa permite un control más preciso de la mezcla de aire y combustible, lo que reduce las emisiones de gases contaminantes.

Desventajas de la inyección directa:

A pesar de sus beneficios, la inyección directa también presenta algunas desventajas, como por ejemplo:

  • Mayor complejidad: La inyección directa requiere de una mayor complejidad en su diseño y tecnología, lo que puede resultar en un mayor costo de mantenimiento y reparación.
  • Sensibilidad a la calidad del combustible: Este sistema es más sensible a la calidad del combustible que se utiliza, por lo que puede afectar su rendimiento si no se utiliza un combustible de buena calidad.

Doble inyección directa e indirecta La combinación perfecta de potencia y eficiencia

En la actualidad, muchas marcas de automóviles están utilizando sistemas duales de inyección que combinan lo mejor de ambos tipos. Una de las marcas que ha apostado por esta tecnología es Ford, con su aclamado motor atmosférico de 5.0 litros en el Mustang. Por su parte, Audi también ha implementado esta solución en su motor TFSI 2.5.

La inyección dual funciona de manera sencilla y efectiva, aprovechando la eficiencia de la inyección indirecta a baja o media carga para reducir las emisiones contaminantes. Sin embargo, en situaciones de arranque y altas cargas, se activa la inyección directa para mejorar la combustión y prevenir la autodetonación del combustible en la cámara.

Gracias a esta tecnología, el rendimiento de los motores ha sido notablemente mejorado, lo cual ha sido una gran ventaja para ambas marcas. Por un lado, Ford ha logrado reducir las emisiones de su motor poderoso sin tener que sacrificar su esencia y estilo "muscle car". Y por otro lado, Audi ha potenciado su tradicional motor de cinco cilindros con esta solución dual.

Soluciones y recomendaciones para problemas y cuidado adecuado

Los inyectores son fundamentales para el rendimiento y la durabilidad del motor, así como para el gasto de combustible. Si los inyectores presentan fallas, es común notar una pérdida abrupta de potencia y un aumento significativo en el consumo.

En caso de una avería en un inyector específico, los demás no se verán afectados. Sin embargo, en sistemas common-rail, se recomienda reemplazar todos los inyectores para garantizar la protección y el equilibrio del motor.

Uno o más inyectores pueden desgastarse u obstruirse. Esto suele manifestarse en tirones del vehículo y un olor fuerte a combustible. Si se detecta la obstrucción a tiempo, se pueden limpiar los inyectores con aditivos o en el taller mediante ultrasonidos o descarbonizadoras, opciones más económicas que su reemplazo.

Artículos relacionados